La medicina funcional es la evolución de la práctica de la medicina, que aborda más completamente las necesidades de salud del siglo XXI. Al cambiar el enfoque tradicional de la práctica de la medicina centrado en la enfermedad a uno más centrado en el paciente, la medicina funcional atiende a la persona en su totalidad, no solamente un grupo de síntomas aislados. La practicantes de la medicina funcional pasan tiempo con sus pacientes, escuchando sus historias y viendo las interacciones entre los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida que pueden tener una influencia de largo plazo sobre la salud y los problemas complejos de las enfermedades crónicas. De esta forma, la medicina funcional apoya la expresión única de salud y vitalidad de cada individuo.

iceberg

¿Cómo es diferente la medicina funcional? 

La medicina funcional consiste en entender los orígenes, prevención y tratamiento de enfermedades complejas y crónicas. Las principios de la medicina funcional incluyen:

Cuidado de la salud centrada en el paciente

El enfoque de la medicina funcional se centra en el cuidado del paciente, promoviendo la salud como una vitalidad positiva, más allá de la mera ausencia de la enfermedad. Al escuchar al paciente y conocer su historia, el practicante guía al paciente a proceso de descubrimiento y diseña tratamientos que atienden las necesidades particulares del individuo.

Un enfoque de salud integrado, basado en la ciencia

El especialista de medicina funcional ve "más allá" para considerar la compleja red de interacciones en la historia, fisiología y estilo de vida del paciente que los puede llevar a la enfermedad. También se considera la composición genética única del paciente, así como factores internos (mente, cuerpo y alma) y externos (ambiente físico y social) que afectan el funcionamiento total.

La integración de las mejores prácticas médicas

La medicina funcional integra prácticas médicas tradicionales con lo que se considera a veces medicine "alternativa" o "integral", creando un enfoque basado en la prevención a través de la nutrición, la dieta y el ejercicio; el uso de pruebas de laboratorio y otras técnicas diagnósticas; y la prescripción de una combinación de medicamentos y/o botánicos, suplementos, dietas terapéuticas, programas de desintoxicación o técnicas de manejo del estrés.

Los especialistas de la medicina funcional promueven el bienestar al enfocarse en los factores subyacentes fundamentales que influyen en la salud y enfermedad de todo paciente. A través de la evaluación de las causas subyacentes y los detonantes de la disfunción, el  especialista en medicina funcional es capaz de comprender como ciertos procesos clave son afectados. Estos son los procesos del cuerpo que te mantienen vivo. Algunos ocurren al nivel celular e involucran cómo las células funcionan, se reparan y se dan mantenimiento. Estos procesos están conectados a otras funciones biológicas más amplias, como:

  

• La forma en que tu cuerpo se deshace de las toxinas

 • La regulación de las hormonas y los neurotransmisores

• El funcionamiento del sistema inmune

 • La digestión y absorción de los nutrientes y la salud del tracto digestivo

 

     

• Las respuestas inflamatorias 

 • La integridad estructural

• El equilibrio psicológico y espiritual

 • La forma en que produces energía

 

1 

facebook-Icon    Twitter-Icon     Youtube-Icon     Blogger-Icon